CUIDANDO LA MEMORIA

De la abundancia del corazón,

habla la boca”
Proverbios.
“El hombre saca del tesoro
de su corazón (lo que trae adento)”
Evangelio de Mateo.
“Cazadnos, cazadnos
las zorras pequeñas”
El libro de Cantares.
Hace algún tiempo tenía una Lap Top. Lucía reluciente. Mientras más le alimentaba la información del trabajo y de las conferencias y los libros que escribo, me hacía más práctica y eficaz la administración del tiempo y de las cosas. Super actualizada y blindada con 3 tipos de antivirus diferentes y coordinados Superútil y atractiva.
Un buen día  cuando la encendí para disponerme a trabajar apareció un fugaz mal funcionamiento con una imagen  de segundos y un titilar de la luz de la pantalla nunca antes visto. Continue sin problemas. Con el tiempo ese mínimo trastorno emproblemó todo el funcionamiento hasta que un día apareció una leyenda en la pantalla que decía: VIRUS XZX$·”= o algo así.  Me pedía que usara el modo alternativo de entrar al software.
No le quitó la belleza externa. De la interna poco se modificó en aspecto. Tampoco parecía malfuncionar por casi 3 años que trabajo sin cambios. Pero cuando la llevé el especialista me dijo que tenía un gusano y un virus de hacía a lo menos un año, que sin darme cuenta y contra todo sistema de protección, había sido instalado en algún programa y había iniciado su daño paulatinamente, sigilosamente, sistemáticamente, ineludiblemente. Solo era cuestión de tiempo.
Es como las zorras pequeñas que rondan las raíces de la vid mientras crece. Si no las echas de allí, roerán la raiz poco a poco hasta secar la planta. Por eso el Libro de Cantares cuando habla del amor de la pareja -y asi es de la familia y los amigos- advierte que cazar las zorras pequeñas es cuestión de supervivencia sana del amor. Porque aunque parece que no dañan y sólo andan de paso, eventualmente causarán su daño. Es su naturaleza.
Así es la naturaleza de las cosas y de las personas.
Lo es en el mundo espiritual. Lo es en el mundo emocional. Lo es en el mundo físico.
Todo puede parecer bello por fuera y no dar nota temprana de que algo empieza a malfuncionar por dentro, pero cuando uno alimenta con algo incorrecto la memoria, eso es lo que hará fruto incorrecto de regreso a nuestras manos. Y de lo que tenemos dentro proyectamos a los demás.
Así es nuestra mente, nuestro corazón, nuestra memoria como seres humanos. A veces metemos información en nosotros en lecturas, en programas de audio o video, en pláticas, en lenguaje no verbal de otros hacia nosotros y de nosotros hacia otros, que no son buenas y que no son correctas, y percibimos erróneamente que porque fué pequeña cantidad, algo breve, insignificante, y nos autocensuramos las defensas diciéndonos “yo ya soy maduro”, o te dices a ti mismo “no seas mojigato (a), es el siglo XXI” o cosas así y lo toleramos… esa información se almacena y empieza su efecto. Lo demás sólo es cuestión de tiempo.
Hay un logismo del Dr Elmore llamado GIGO: Garbage In –> Garbage Out

¿Qué le inviertes en tu mente y en tu corazón? ¿Buenas/correctas lecturas? ¿Buenas/correctas experiencias?
¿Qué almacenas en tu mente? Personas que conoces y efectos de tu relación con ellos. Heridas? Malos recuerdos? Ofensas?
O también Paradigmas que sigues consciente o inconscientemente. Libros que has leído. Pinturas y fotos que has visto. Info luminal y subluminal de anuncios, de programas de TV, de lo que escuchas, etc.
Y todo eso pueden ser positivos o negativos. Buenos o malos.
Pero lo más crucial, pueden ser correctos o incorrectos.
Vamos realizando una limpia de todo lo que la memoria, el corazón, nuestra alma y nuestro espíritu conserva dentro. Seremos más libres. Seremos más transparentes. Proyectaremos más positividad hacia fuera poruqe seremos más positivos desde dentro. Y en la medida que eso se siembra, cosecharemos amigos, amor, familia. . . paz!.
Dios les guarde y tengan una semana bajo la protección y bendición de Dios.
Un cordial saludo,
David.
www.twitter.com/troverodei
www.ideasextravagantes.com
www.sttreta.com.mx