Adquirir Sabiduría.

H

Ante la falta de sabiduría que puede llegar a vencer a veces hasta sigilosamente a los habitantes de ciudades tan complejas como en las que vivimos hoy en día, voltear al campo y ver, observar con entendimiento, de cuando en cuando, puede traernos no sólo paz sino también capacidades inauditas que nos ayudarán de absorberlas, a dejar de sólo de sobrevivir para vivir una vida abundante, propositiva, productiva y de servicio a la sociedad.
 
Digamos que una vida abundante como el evangelio de Juan dice que Jesucristo ofrece es una vida efectiva, eficiente y eficaz en lo material, en lo emocional y en lo espiritual. (Recuerde y reflexione en estas 3 “E’s”: Son para mi lo medible de la calidad en general y en este caso, calidad de vida).   
Sea pues esta semana una semana bendecida para ustedes.
Un cordial saludo,
David.
 
Cuatro cosas son las más pequeñas de la tierra,
y las mismas son más sabias que los sabios:
Las hormigas, pueblo no fuerte
que prepara en el verano su comida;
Los conejos, pueblo nada esforzado,
y ponen su casa en la piedra;
Las langostas, que no tienen rey,
y salen todas por cuadrillas;
La araña que atrapas con la mano,
y está en palacios de rey”
Proverbios 30.24-28.
 
4 cosas hacen sabios estos animalitos:
 
De las Hormigas, El trabajo diligente (inteligente) y a tiempos concretos.
 
De los conejos la estrategia de los Fundamentos Sólidos. Que lo que edificas tenga cimientos que sostengan la estructura más allá de tu propia vida.
 
De Las Langostas, El orden y la vida disciplinada aunque no tengas un jefe -o alguien- que te lo exija. Es estilo de vida.
 
De la Araña, La estrategia y el tomar las oportunidades. Capaz de tejer una telaraña que en equivalencia es más fuerte que un palacio, en el lugar preciso y a la hora precisa… donde pasarán las oportunidades.
 
¡ Hay que aprender !