Reflexiones sobrer el Amor en el Siglo 21

REFLEXIONES EXTRAVAGANTES SOBRE EL AMOR.

 

“El amor todo lo cree. Todo lo espera

Todo lo soporta. Todo lo sufre.

Es benigno. No hace nada indebido.

No busa lo suyo. No se envanece y se jacta.

No se irrita. No es rencoroso.

Todo lo espera. No deja de ser. . .”

San Pablo, I Corintios 13.

Hay quien dice que el amor es ciego. Y el amor juvenil que parecía ser el más ciego de todos parece haber infectado hasta el amor no tan juvenil y que supone debería ser maduro ¿no?.

Recién cumplimos mi esposa y yo 18 años de casados. Qué bendición ha sido este caminar. Tiempos difíciles pero estaciones bendecidas. Y cuando pienso en lo que nos ha tocado ver, experimentar, ayudar y ministrar a otras parejas respecto al amor y las relaciones de pareja y de familia en la vida pastoral (+ de 20 años), de amistad (toda la vida) y en la profesión médica (+ 30 años) sin duda la sabiduría del común sentido y de la revelación divina en la Biblia deben ser una gran necesidad, a lo menos por lo que vemos en otros y en nosotros, cuando leemos las estadísticas que leemos en las publicaciones sobre el tema y lo que inyectan e introspectan las novelas en la población mundial.  

Aquí algunas reflexiones que pueden resultar extravagantes para la línea de pensamiento actual, pero en mi humilde parecer son verdades simples pero con impacto eterno. Reflexionar las 11 cosas que más he visto distorsionadas en estos años en las parejas que nos ha tocado el privilegio de acompañar una parte del trayecto de vida.

 
1.- EL SEXO NO ES AMOR. Que simple se escucha. Todos dirán “ya lo sabemos”. Pero la praxis es tan distinta. Cualquiera lo puede meter y sacar… incluso sin involucrarse en su ser. Amar a alguien vivo y viviente de manera edificante y vibrante, con propósito… ese es el meollo del asunto… y ese es otro cantar. ¿Qué amarías de tu pareja si nunca pudiesen tener sexo? Porque lo físico fenece con el tiempo, pero la mente y la voluntad perduran, el carácter permanece y se manifiesta más conforme pasa el tiempo.

2,. NO LE APUESTE A RELACIONES AMBIVALENTES. Su tiempo en este mundo es breve. No lo malgaste en relaciones donde la persona con la que usted está tiene dudas de si quiere estar con usted. Usted merece ser deseado(a), amado(a) y valorado (a). Ud. merece una persona que quiera estar con usted y anhele su compañía. No apueste a menos que eso.

3.- LAS RELACIONES DEBEN DARSE CON CONFORT. Deben fluir de manera natural. Deben sentirse a gusto, cálidas, seguras, cariñosas, de beneficio mutuo no sólo almático sino espiritual. Deben ser pacíficas y proveer paz para ambos en la pareja. Ninguna relación es fácil pero debe poder fluír en amor, perdón y edificación. Deben aportar alegría, ser divertidas y de vínculos fuertes sin forzarlas, sin que signifique todo el tiempo trabajo arduo y sin que dejen la sensación de vacío o de que no vale la pena luchar por ella porque lejos de aportar desgasta. Si no es así, ¿Para qué empezar una relación así? Si todo el tiempo tiene que empujar para que se de la relación, ¿qué caso tiene intentar construírla si a las primeras de cambio se derrumbará y habrá que empezar de cero de nuevo? Dicen que el 50% del éxito de una relación es escoger a la persona correcta.

Si ya estoy en ella, quizá sea sabio desarrollar los puntos comunes y disfrutarlos, aprendiendo a que la relación fluya desde las coincidencias para que otorgue bendición a uno y a otra en la relación y después se avance en las áreas menos favorecidas.

4.- LA NECESIDAD / VACÍO/ COMPASIÓN EMOCIONAL NO SON AMOR. Hay un par de trampas que he visto a lo largo de ministrar parejas. Una es cuando la necesidad de llenar un vacío o una deficiencia emocional se confunde con amor. El deseo y sentirse deseado(a) puede hacernos pensar que amamos cuando sólo es un satisfactor o en el peor de los casos, una adicción donde terminaremos usando a la persona y no desarrollando una relación sana y edificante. En el otro extremo cuando la compasión se confunde con amor, y nos mostramos compasivos, y pretendemos ayudar a aquella persona y nos entra el síndrome de ‘mesianismo’, de ‘héroe’ ó del ‘mártir’ y pretendemos ‘sacrificarnos’ y pensamos idílicamente que nuestro amor lo/la salvará.. eso no pasará porque para empezar confudimos amor con compasión. El amor y el amar es para personas maduras.

5.- EL AMOR ES ACCION. Es un verbo no un adjetivo ni un sustantivo. Si bien el amar y el amor en una partecita son adjetivos y sustantivos, la gruesa perte de su consutrcción es un verbo. Demanda acciones concretas, coherentes y congruentes. No es mera emoción, sino decisión y acción. Los sentimientos y las emociones asociadas al amar y ser amado son fantásticas -y ojalá nunca se apaguen- pero son emociones y son sentimientos. El amor para vivir -no sobrevivir- requiere acciones. Es un verbo. Es decisión amar a alguien. Es acciones que se dan en beneficio del ser que uno(a) decidió amar.
6.- LAS RELACIONES SANAS PROVEEN FELICIDAD Y MOMENTOS ALEGRES. Una relación exitosa provee felicidad a sus participantes. Nunca es cuestión de uno sino siempre de dos. Si usted no disfruta estar en compañía del que dice amar y del que dice que le ama, algo anda muy mal. 

7.- EL AMOR EDIFICA EN LA VERDAD. Cuantas veces he oído “es que pensé que iba a cambiar”. “Es que estaba seguro que mi amor le cambiaría”. Expectativas irreales en un mundo real y en veces, muy descortés. Si pretendes cambiarlo, no es para ti esa relación. Si pretendes que cambiará para mejor y así podrás encajar bien y de manera más natural, es pésimo objetivo en una relación. Sean rasgos de personalidad, o de carácter, o del trato que te da o que de ti recibe, el punto es que será difícil que cambie… y no puede ser sustento de una relación lo que “espero que pase” mañana cuando no es hoy.     

8.- AMAR ES EVOLUCIONAR. TODA RELACION DE LARGO PLAZO IMPLICA EVOLUCION.  Si se pretende estar juntos en el largo plazo, no debemos ignorar que todo ser humano o evoluciona o involuciona -mas nunca se estanca porque detenerse de crecer habrá significado ir para atrás-. Y el cambio requiere ser buscado, aceptado, orquestado e inspirado. Habrá sin duda momentos que se conviertan en verdadero trabajo sacar adelante la relación. Pero producirá valor y profundo significado emocional y espiritual para ambos y para la descendencia.  

9.- EL AMOR ES TAMBIEN FISICO. A veces superespiritualizamos tanto las cosas, que terminamos pretendiendo vivir como ángeles. Somos de carne y huesos y esa dimensión biológica demanda ser satisfecha para ser integrales y crecer como “seres humanos” que somos. Debe gustarte la pareja que eliges. Debe haber el elemento de belleza o atractivo percibido en ambos. Debe cada persona mantenerse, darse tiempos apropiados de estar atractiva, dispuesta y limpia para su pareja en toda la expresión de los conceptos. El cuidarse físicamente importa por eso Pablo le dice a Timoteo “guarda bien el depósito de tu alma”.  El amor erótico -fìsico- en la pareja suele ser muy buen  termómetro de lo bién que se encuentran el amor emocional y el espiritual, que son los otros dos aspectos del amor de pareja. Las tres dimensiones son importantes y cuando se ignora un elemento pueden dañarse los otros dos.

10.- EL AMOR ES ADMINISTRACION. Los dineros son importantes. No pueden coexistir dos visiones diferentes u opuestas en este tema, y no sufrir consecuencias tarde o temprano. El/la que gasta y el/la que administra siempre estarán en pugna. Aquí sugerimos enfocarse como equipo en objetivos claros, concretos, medibles y empujar de común acuerdo en construír a mediano y largo plazo libertad financieradel “equipo” llamado familia. La unidad y el objetivo común traerán frutos increíblemente bendecidos para ambos y para la descendencia.

11.- EL AMOR ES LIBERTAD. Dos dimensiones de la libertad. (1) La libertad de dejar crecer y ayudar a crecer a tu pareja. El amor acerca a la verdad, ama la verdad y no hará nada indebido dice Pablo. No es hostigoso ni sofocante. (2) La libertad de las familias. La intromisión de las familias parentales de ambos es un tema álgido, intenso y muchas veces poderosamente destructivo. El amor implica libertad de los vínculos paternos para construír nueva vida juntos. A los padres se les honra, se les atiende, pero no puede permitirseles tomar decisiones dentro de la nueva pareja y el nuevo hogar porque habrá consecuencias muchas veces graves.  

Cosas simples. Verdades sencillas para que el que empieza inicie sabiendo. Y para el que ya empezó sin saber construya un mejor mañana. Verdades de sentido común. Producto de observar en el caminar la vida propia y las ajenas y decidir aprender para cambiar, para ser mejores, para edificar.

Bendiciones y un cordial saludo,

David.

www.ideasextravagantes.com 

www.twitter.com/troverodei

www.facebook.com/davidaguirremar

www.stretta.com.mx